El “Dance” en Botorrita

Era una representación teatral que se realizaba durante la celebración de las fiestas mayores en honor a la Virgen del Rosario, el primer fin de semana de octubre. Dejó de realizarse durante la Guerra Civil.

Estaba dividida en varias partes:

  • Pastorada, en la que intervenían:
    • mayoral (pastor principal de una ganadería),
    • rabadán (pastor de un rebaño).
  • Diálogo entre turcos y cristianos.
    • Una pugna entre el bien y el mal: ángel y diablo.

Se representaba un diálogo entre pastores en la entrada de la iglesia.

Imagen antigua de la iglesia de Botorrita

Interrumpido con la llegada de los turcos que intentaban estorbar la fiesta y molestar a la virgen y a los cristianos, convirtiéndose los pastores en soldados rechazando a los turcos.

Tras dialogar sobre ventajas e inconvenientes del islamismo y del cristianismo, aparece un ángel para defender a los cristianos y un diablo para defender a los turcos.
Los turcos derrotados, se convertían a la fe cristiana, y se entonaban vivas a la virgen y terminaba así la representación.

También había danzantes que además de bailar formaban parte del grupo de turcos y cristianos. Uno de los danzantes adoptaba el papel del rabadán (pastor de ovejas, era por lo general el que hacia el papel de gracioso y llevaba el peso de la actuación).

Los danzantes vestidos de blanco

Se recorrían las calles del pueblo en procesión hasta regresar de nuevo a la iglesia patronal. Los danzantes iban próximos a la virgen durante todo el recorrido.

Los bailes se intercalaban con diálogos. Los danzantes vestían pantalón blanco con cascabeles a lo largo de una tira y unas alpargatas con cascabeles y cintas de colores.

El grupo de danzantes, grupos de cuatro, realizaba una serie de “paloteaos” dónde se enfrentaba el bien y el mal, dándole forma de enfrentamiento entre turcos y cristianos.

Se transmitían de padres a hijos y era un privilegio ser danzante.

El diablo vestido de negro

El diablo vestido de negro, con la cara pintada y con rabo largo, con el que pegaba y molestaba a las mujeres que estaban rezando dentro de la iglesia en los reclinatorios. Entraba de espalda al altar mayor.

Perseguía a los niños y bromeaba con las mujeres con lo que producía confusión y desorden entre la gente del pueblo que estaba presente en la procesión.

Se alababa a la virgen del Rosario, patrona de Botorrita y se cantaban coplas alusivas a la gente del pueblo, en un ambiente divertido e irónico.

Virgen del Rosario
Talla en madera de la Virgen del Rosario en la iglesia de Botorrita.

 

Durante el recorrido se iban recitando versos rimados haciendo critica personal y alusiones a acontecimientos del año.

Algún ejemplo que ha llegado a nuestros días:

“Este se llama Julián
que siempre va muy deprisa,
y cuando sale a la calle
se encuentra con la Narcisa”

“Este sí que es guapo
y es muy descuidao,
algún día perderá
alguna rueda del carro”.

Los danzantes en la procesión de la Virgen del Rosario

En Lécera hace unos años, aun recordaban algunos mayores de la localidad, que en 1898 unos jóvenes de Botorrita fueron a bailar el dance en honor de la Virgen del Rosario, el que procedía de Belchite y que se estuvo bailando hasta 1911. Lo bailaron dos filas de chicos, con gaiteros detrás, haciendo muchas florituras.

Bibliografía:

  • PEREZ GARCIA -OLIVER, Lucia. “Los dances de la comarca del Campo de Belchite”.
  • Tradición oral. DPZ. 1986. www.sipca.es
  • Tradición oral en Botorrita.

Fotografías:
J.A. Cifuentes.

Documentación y dibujos:
Inmaculada Cifuentes, Lda. en Geografía.

Total Page Visits: 784 - Today Page Visits: 3